¿Eres un mal líder? Evita estos hábitos

By ATX Artículos No hay comentarios en ¿Eres un mal líder? Evita estos hábitos

HomePage_MSSurface_Book_Engineering_Seattle_0229_1600x480

Ser un buen líder significa ser consciente de cómo tus acciones y decisiones afectan a los demás. Si un líder debe alentar la colaboración, la confianza y la honestidad, estas cualidades se contagiarán al resto de la organización, pero sí por el contrario alienta la desconfianza, la ansiedad y el miedo, esto también se trasladará al equipo.

Queremos ayudarte a evitar los malos hábitos en los que suelen caer algunos líderes empresariales. Para ello, te mostramos a continuación algunas de las conductas que no debes seguir, y te contamos cómo evitarlas.

 

Imagen4Un líder no siempre tiene la razón. Ten en cuenta que todos en tu empresa son esenciales para cumplir con los objetivos y que tu visión de negocio quedará vacía si no cuentas con grandes empleados detrás. En este sentido, debes aprender a respetar y tener siempre en consideración las ideas de tus empleados, para que tu organización sea lo más eficiente, productiva, rentable y positiva posible.

Dejarse llevar a veces no es bueno. Las decisiones impetuosas y precipitadas  rara vez acaban en buen puerto. Más vImagen2ale tomarse las cosas con calma y premeditación. Así evitarás errores y problemas repentinos.                                       

 Mente cerrada. En relación con el punto uno, pocas cosas existen más desmoralizantes que saber que por mucho que hables, nadie tomará tu opinión en consideración. Para que eso no ocurra, aprende a escuchar a tu equipo. Ellos ven cosas en el día a día que igual a ti se te escapan.

No fomentar la colaboración. Muchas veces, especialmente en grandes compañías,  los empleados se centran  únicamente en sus tareas, sin saber qué ocurre alrededor de la empresa. No dejes que eso ocurra en tu negocio y haz un esfuerzo. 

Interrumpir el trabajo de los demás. Tus empleados trabajan para ti, pero no están las  24 horas del día  disponibles. Respeta su tiempo y, si necesitas verlos, programa reuniones  con antelación.

Negarse a delegar. Si tienes un equipo, es para confiar en él! Aprende a delegar capacitando a tus empleados en la toma de decisiones.

Lleva estos seis consejos a la práctica y tus empleados te lo agradecerán. No olvides que un líder amable y considerado, ¡hace a una compañía mucho más feliz.

 

  • Share:

Leave a comment

Comment moderation is enabled. Your comment may take some time to appear.